Los equipos de rotación extraen el material mediante dientes especiales que arrancan una parte del terreno durante la rotación de la herramienta. Debido a que los dientes tienen la tendencia a levantar la herramienta durante la rotación, es necesario provocar un empuje vertical que se genera en la cabeza de rotación, y se transmite a través del kelly.

Con los nuevos equipos de perforación es posible perforar rocas de hasta 100 MPa de resistencia a compresión simple.

La utilización de hélices está especialmente indicado en terrenos cohesivos o en los cuales se utiliza tubería de revestimiento. Los rendimientos alcanzan los 80-100 m/turno y aún más en terrenos favorables.

Fuente: www.obrasurbanas.es